MÉXICO, TIERRA DE DZONOT

Yucatán es uno de los treinta y un estados que, junto con la Ciudad de México, conforman las treinta y dos entidades federativas del país americano de México.

Este estado, cuya capital es la ciudad de Mérida, se ubica en el sureste del país y es conocido, entre otras razones, por sus bellos cenotes.

Y, ¿qué es un cenote? Un cenote es un pozo de agua dulce subterráneo. Estos espacios son creaciones naturales que abundan en Yucatán porque en este lugar el suelo es poroso y calcáreo. Este tipo de suelo absorbe el agua de las lluvias que, posteriormente, se van acumulando en el subsuelo y, de esta manera, tras el paso de los años, se van creando estas especies de lagos subterráneos.

El término “cenote” tiene su origen en la lengua maya. Esta antigua civilización denominaba a estos pozos subterráneos “dzonot” (que significa “abismo”) y creía que eran espacios sagrados. Gran parte de las rutinas y prácticas rituales y espirituales de los mayas giraba en torno a los cenotes. Próximos a ellos, los mayas levantaron templos para agradecer a los dioses la existencia del “líquido vital” (el agua), así como para entrar en contacto con sus deidades.

En la actualidad, los cenotes son un reclamo turístico muy importante. Además de las visitas guiadas de rigor, existe la posibilidad de nadar y bucear en estos pozos, tanto en los subterráneos como en los abiertos. En total, el número aproximado de cenotes en Yucatán se calcula que oscila entre los 7.000 y los 8.000… ¡demasiada variedad entre la que elegir!

La diferencia entre un cenote abierto y uno subterráneo la marca la edad de formación de los mismos. Los cenotes subterráneos son los más jóvenes y, en la mayor parte de las ocasiones, tienen conexión directa con las aguas saladas del mar. Por su parte, los cenotes abiertos son los más viejos. Obviamente, en sus inicios, eran cenotes subterráneos, pero con el paso de los años las paredes se erosionaron, terminando desapareciendo, hasta dejar al aire libre estos bellos pozos. También existen cenotes semiabiertos, con características a medio camino entre los subterráneos y los abiertos.

Un ejemplo de cenote abierto sería el “Lol Ha”, ubicado en Yaxunah, una pequeña localidad yucateca. Conocido por su etérea belleza, este cenote es también un tanto peligroso, pues sus paredes son considerablemente empinadas y cortantes.

This slideshow requires JavaScript.

Por su parte, un ejemplo de cenote subterráneo lo encontramos en la carretera Mérida-Valladolid, donde se ubica el cenote “X´Keken”. La entrada es angosta y complicada pero, una vez dentro, el espacio bajo tierra que ocupa el cenote es considerablemente grande. De este cenote destacan también las pétreas estalactitas que cuelgan del techo, que contribuyen a crear un mágico e irreal ambiente.

This slideshow requires JavaScript.

Fuentes:

  1. ¿Qué son los cenotes? Aquaworld. Recuperado de: https://aquaworld.com.mx/que-son-los-cenotes/
  2. Cenote Dzitnup o Xkeken – Valladolid Yucatán. En-Yucatan. Recuperado de: http://www.en-yucatan.com.mx/valladolid/cenote-dzinup.php
  3. Cenote Lol Ha en Yaxunah Yucatán. En-Yucatan. Recuperado de: http://www.en-yucatan.com.mx/yaxunah/cenote-lol-ha/
  4. Cenotes en Yucatán. En-Yucatan. Recuperado de: http://www.en-yucatan.com.mx/cenotes/
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s