EL AMOR A LAS VACAS EN LA INDIA YA NO ES EL DE GANDHI

LUCÍA ANABITARTE

Según la religión mayoritaria VACAen la India, el hinduismo, las vacas son un animal sagrado porque son el símbolo de todo aquello que está vivo y la morada de los dioses. Puede resultar paradójico cómo en un país con aproximadamente 205 millones de vacas, o lo que es lo mismo, ¼ de la población mundial de este ganado, no aprovecha

Fuente: taringa.net

económicamente a este animal. Hablamos del país con más vacas del mundo. Todo ello sin tener en cuenta que hay más de 295 millones de personas que viven con menos de 1,25$, lo que sitúa a la India en el puesto número 20 de los países con más pobreza extrema. El experto en eficiencia anhela coger a todos esos animales inútiles y darles un destino adecuado.

Sin embargo, no hay mayor sacrilegio para un hindú que matar a una vaca. Se las considera como miembros de la familia y hay leyes que prohíben que se las mate. Independientemente de su carne, las vacas son aprovechadas hasta la última gota por su leche y la boñiga es ampliamente utilizada como fuente calorífica.  Mahatma Gandhi era un ardiente defensor del amor a las vacas y, a menudo se lamentó del cruel trato que recibían en la India: “¡Cómo las desangramos hasta sacarles la última gota de leche! (…) ¡Cómo maltratamos a los becerros, cómo les privamos de su parte de leche, con qué crueldad tratamos a los bueyes (…)!” Para él la vaca era uno de los puntos focales de la lucha por convertir a la India en una auténtica nación. Nadie comprendió mejor que Gandhi que el amor hacia este animal tenía consecuencias diferentes para el rico y para el pobre. La enorme popularidad que tuvo el político y pensador entre las masas campesinas, los pobres que vivían en la ciudad y los llamados intocables, tenían su origen en esta cuestión. El profundo respeto hacia este animal derivaba en un estilo de vida que todos estos colectivos profesaban: una agricultura a pequeña escala, el respeto por la vida, el vegetarianismo o el más riguroso pacifismo.

VACA2

Fuente: playgroundmag.net 

Sin embargo, y lejos de los deseos de Gandhi, actualmente se conoce de la existencia de mataderos que exportan su carne. No solo esto, sino que la India es uno de los líderes en exportación de carne bovina. Esta acción fue dirigida en gran parte por el gobierno de coalición del 2013 liderado por Pranab Mukherjee, que inició la conocida como “Revolución Rosa” que buscaba promover el mercado de la carne. Ese año aumentó la producción de carne hasta los 2,9 millones de toneladas. La Revolución Rosa se ha llevado a cabo con grandes ayudas económicas al sector cárnico y con la exención del pago de impuestos durante un lustro. El hinduismo rechaza el búfalo y parece que es esta la carne que más se exporta, pero esta afirmación no es válida para muchos sectores conservadores que se han movilizado en contra del comercio bovino, ya que no queda claro cuánta carne proviene de los búfalos y cuánta del animal sagrado. Los mataderos existentes abastecen de carne a la población no hindú, mucha de la cual se dedica también a la industria del cuero.

VACA3

Fuente: clarinweb.com

Para los observadores occidentales, la Revolución Rosa puede ser más que lógica, pero en un país en el que existen asilos para vacas, en el que la policía cuida de ellas si están abandonadas y en el que el nacimiento de un nuevo becerro es equiparable al de un bebé, la sola existencia de mataderos provoca innumerables desacuerdos que van más allá de la opinión política, sino que se adentran en el ámbito de la creencia religiosa.

Marvin Harris en su obra Vacas, cerdos, guerras y brujas, apunta que la cuestión de las vacas sigue siendo causa importante de disturbios y desórdenes no solo entre los hindúes y las restantes comunidades musulmanas, sino también entre el Partido del Congreso en el poder y las facciones hindúes extremistas, defensores de las vacas. Nadie puede negar que el amor a las vacas moviliza a la gente para oponerse al sacrificio de las mismas y al consumo de su carne, pero, ¿hasta qué punto se puede esto llevar a cabo sin que tenga un efecto adverso en la supervivencia y bienestar de la población?

Fuentes:

  1. Harris, M. (1980). Vacas, cerdos, guerras y brujas. Madrid: Alianza, pp 20-35
  2. Moncho. (2013). India: adoradores de la vaca y principales exportadores de carne de bovino. EFE en ABC. Recuperado de: http://www.abc.es/natural-desarrollorural/20130701/abci-india-vaca-exportaciones-bovino-201307011055.html
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s